Tras marcharse de Forks la vida de Nessie da un giro de 180 grados. Mientras su embarazo avanza los Vulturis planean esclavizar a la raza humana mediante un arma secreta y desconocida.


Sin embargo, Renesmee sólo será consciente de los peligros que corre cuando ya sea demasiado tarde. Lejos de Jake, aunque con un poco de ayuda, deberá aprender a valerse por si misma y a proteger lo que más ama en el mundo.





'Guardas en tus entrañas el día y la noche, el bien y el mal, la luz y la sombra...


Tú eres la portadora de la vida y la muerte'

¡¡¡¡¡¡ENTRAD AL FORO!!!!!!

Direcciones donde habéis publicado el fic

sábado, 16 de julio de 2011

2. 7 Progreso

-¿Cómo te encuentras?- Pregunté a Nahuel una vez hube terminado de comer.

Ambos estábamos sentados en la cama de mi celda, con una bandeja entre nosotros, los Vulturi habían permitido una visita diaria de mi amigo, y gracias a eso no me sentía del todo sola.

-Me recupero rápido- sonrió sin darle importancia.

-Sigues sin querer contarme lo que te hicieron…

Estaba un poco cansada de que incluso en una situación como aquella todo el mundo se empeñara en protegerme, iba a tener un hijo, no un infarto.

-Nessie, el castigo que recibí fue… digamos que merecido, fallé una misión que me habían encomendado- Nahuel se levantó de la cama y se sentó en un sillón frente a mí, estirándose-, pero la verdad, y no me importa que lo sepan, es que volvería a hacerlo.

No supe qué decir, sabía que ellos nos estaban escuchando, y esa era la razón por la que me era imposible preguntarle a Nahuel sobre qué opinaba a cerca de los procedimientos de losVulturi, no quería meterle en líos.

-Gracias- contesté finalmente intentando no ruborizarme-, eres un buen amigo, nunca te agradecí que trajeras a Alice de vuelta.

Nahuel se cruzó de brazos y se acomodó con aire relajado, sin dejar de sonreír.

-No hay nada que agradecer, es lo mínimo que podía hacer después de todos los problemas que causé. Llegué a pasarme un poco- agachó la cabeza-,ya sabes, las hormonas…

-Todo eso está olvidado.

Ambos permanecimos en silencio durante unos minutos, recordando tiempos que parecían pertenecientes a otra realidad.

-¿Sabes?- Nahuel rompió el silencio- Cuando me enteré de que estabas viva y sana… no pude con mi alegría, creo que acepté la misión solo para poder volver a verte.

-Vaya- aparté la bandeja de mi lado para tenderme en la cama-, supongo que eso es bonito.

-Sí- se rió-, de no ser porque intenté ayudar a que te capturasen los Vulturi…

-Es comprensible- suspiré mirando hacia el techo-, ahora eres uno de ellos.

De nuevo silencio; me habría encantado hablar con él a cerca de la opinión que le merecían aquellos vampiros, preguntarle si había matado a alguien ya… Sus ojos estaban más rojos que nunca.

Sí, aquella era otra cosa que me preocupaba, estando embarazada mis ansias de sangre estaban aumentando, si Aro llegaba a averiguarlo ¿Qué me obligaría a hacer? Intenté apartar aquél pensamiento de mi mente.

-Dime al menos cómo se encuentra Andrew.

La expresión de Nahuel cambió rápidamente.

-Intento ayudarle-confesó-, pero no es nada fácil. Digamos que está… descontrolado.

-Es comprensible- cerré los ojos-, eso que le han hecho es horrible.

-Si Aro puede presumir de algo no es de paciencia, Nessie.

Antes de que pudiera responder sentí unos pasos, demasiado lejanos para que Nahuel los percibiera, pero de sobra cercanos para poder ser escuchados por mí.

-Vienen Aro y una mujer- le susurré.

Los pasos eran firmes y constantes, y ambos estaban en silencio; sabía que era una mujer por su peso, muy ligera, debía tener la estructura de Alice.

-Será mejor que me prepare para irme- Susurró mi amigo levantándose de su asiento.

-Espera…- Alcé la mano hacia él-, ¿No podrías quedarte conmigo? No sé qué mal va a hacerme estar a tu lado.

-Estaré encantado de acompañarte si me dejan- se quedó callado unos instantes-, ahora los percibo yo también… Vaya, Nessie, eres buena detectando.

-Lo sé- le guiñé un ojo a modo de burla.

Ambos esperamos con impaciencia la llegada del líder, que a pesar de ir a una velocidad considerable, se demoraba más de lo necesario, lo hacía para ponerme nerviosa. Finalmente ambos entraron en la habitación; no me había equivocado, la chica que le acompañaba no debía haber sobrepasado los dieciséis años en el momento de su muerte; era extremadamente blanca y rubia, y delgada hasta los límites, como si de un momento a otro sus huesos fuera a salir a través de los pequeños pliegues de su piel; pero sin duda alguna era un vampiro, el corazón yacía inservible en su pecho.

-Te presento a Dianne, una de nuestras nuevas adquisiciones- la señaló mirándome a mí- Tengo que pedirte que te relajes, Renesmee, no te levantes de la cama.

No tuve más remedio que hacerle caso. Seguí tendida y miré al techo.

-¿Puede quedarse Nahuel?

Aro le observó de reojo.

-Supongo que no habrá problema alguno, sabe perfectamente que no tiene poder sobre mí.

Noté cómo Nahuel soltaba un leve bufido, pero su expresión no cambió un ápice.

-Muy bien Dianne, ya sabes lo que tienes que hacer- al ver que la chica se acercaba a mí me puse tensa e hice amago de levantarme-, no te preocupes, querida, ni tu bebé ni tú sufriréis daño alguno.

Sabía cuándo podía confiar en la palabra de Aro. Permanecí recostada y observé cómo la vampiresa llegaba hasta mí y me levantaba la camiseta, dejando al descubierto mi vientre.

-¿Qué vais a hacer?- quise saber.

-No se trata más que de una revisión- comentó el líder con aire distraído- ¿Dianne?

En cuanto la chica puso su mano en mi barriga di un respingo a causa del cambio de temperatura. Dianne cerró los ojos con fuerza y comenzó a palpar.

-Es fuerte- escuché su voz metálica por primera vez- Totalmente preparado…

Aro se acercó unos pasos más.

-¿Estás segura?

-Totalmente- contestó sin dejar de palpar.

Vi cómo una sonrisa se dibujaba en su cara. Comenzó a dar vueltas por la estancia, con la mirada perdida.

-Eso está bien…- se acercó a la puerta con aire distraído- Vamos Dianne, tenemos cosas que hacer.

-¿De qué va todo esto?- me levanté apartando a Dianne de mi lado.

-Como ya te he dicho solo era una revisión- contestó Aro abriendo la puerta-, dentro de unos minutos vendrán a recogerte, será mejor que te prepares.

Acto seguido ambos salieron de la estancia y cerraron la puerta tras de sí. Nahuel me miró con cara de confusión.

-Esto es un poco sospechoso- le susurré intentado librarme de la tensión acumulada.

-Lo sé- frunció el entrecejo.

Me levanté de la cama y cogí unos vaqueros cortos y una camiseta roja, los Vulturi me habían traído ropa para todo un ejército.

-¿Podrías darte la vuelta?

-Mmm, no estoy seguro- sonrió Nahuel echándome una mirada pícara.

-¡Eh!- sonreí agradeciendo la broma-, que soy una señora embarazada.

-Solo lo haré porque respeto a Jake.

Nahuel se puso de cara a la pared y yo empecé a vestirme; quizás, en otra situación, no habría tolerado sus bromas, pero en aquel momento agradecía todo lo que me distrajera mínimamente de la situación que estaba viviendo.

Justo cuando terminé de vestirme la puerta comenzó a abrirse de nuevo. Di un bote al ver a Jane entrar.

-¿Qué haces tú aquí?- la voz de Nahuel fue totalmente descortés al dirigirse a ella.

-Hola Bella- ignoró al semivampiro por completo-, soy una de tus entrenadoras.

Pocas veces había escuchado hablar a Jane, parecía un chica silenciosa, interesada únicamente en su poder y en la manera de utilizarlo contra los demás.

-No tengo nada que aprender de ti.- me alejé de ella todo lo que pude-, y ni se te ocurra hacerle nada a…

-Acompáñame- Jane se dio la vuelta sin mirar hacia atrás.

Los tres recorrimos el pasillo en un tranquilo paseo, eran órdenes del líder, nada de esfuerzo físico para mí. Nahuel me cogió de la mano intentando infundirme ánimos.

-No te preocupes, Nessie- dijo mirándome de reojo-, Aro no quiere que te hagan daño.

-Lo sé-, respondí apretándole la mano.

Cuando por fin llegamos a la sala de entrenamiento mi amigo se sentó en una de las bancas, a bastante distancia de nosotras. Jane estaba a unos cinco metros de mí, mirándome.

-Lo primero que tienes que saber es cómo funciona mi poder- comenzó Jane con aire solemne-, es bastante parecido al tuyo.

-Mis capacidades no tienen nada que ver con las tuyas- me resultaba insultante que se atreviera a compararnos.

-¿Sabes lo que hago para producir dolor, Nessie? Pienso en él hasta que me duele a mí misma. Tengo la capacidad de convertir la sensación de los recuerdos en un sentimiento real, palpable.

-¿Y?

- Y luego hago lo mismo que tú eres capaz de hacer. Transmito mis emociones a una persona.

-Yo no soy capaz de revivir las sensaciones de esa manera- negué con la cabeza.

-¿Alguna vez lo has intentado?- Había un deje de acusación en su voz, ya estaba acostumbrada a que vieran mi falta de practica como un signo de debilidad.

-Jamás intentaría hacer daño a una persona.

Las comisuras de los labios de Jane se doblaron en una falsa sonrisa.

-¿Crees que eso es lo único que soy capaz de hacer?
Noté lo que veía a continuación, Jane iba a utilizar sus poderes contra mí, sentí el deseo irrefrenable de huir de ella, salir corriendo, pero en cuanto estaba a punto de hacerlo una increíble sensación de paz y tranquilidad me recorrió de arriba abajo, relajando todos mis músculos. Quise cerrar los ojos y echarme al suelo a disfrutar de ese momento. Un ligero cosquilleo me recorría el estómago, como cuando Jake me abrazaba antes de dormir.

-Esto es…- traté de hablar-, ¿Lo has hecho tú?

-Aro quiere comparar hasta qué punto nos parecemos-, continuó-, aunque ya le he advertido de que sería inútil.

La sensación fue desapareciendo poco a poco, siendo sustituida por la habitual ansiedad que aquel lugar me producía.

-Está bien- asentí.-, quiero intentarlo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE BIEN QUE NO SE HAN OLVIDADO DE NOSOTRAS SUS FANS!!! GRACIAS POR SEGUIR CON ESTA HISTORIA ....

No me la pierdooooo!!!!

Sigan colocando capítulos.....

GRAAACIIIIAAAAASSSS!!!!

V@ness@ dijo...

Hola! me ha gustado mucho el nuevo cap, me parece genial q hallas vuelto , estoy ansiosa por leer el proximo cap ;)

Brenda Black dijo...

Mi Dios stos ultimos dias stuv pnsando n tu historia, ii vaia q m e ievado una sorpresa al vr q has publicado!!!!!
Realmnt m ciento muii feliz ia q creaia q habias abandonado!!!!!
Xfavor publica continuamnt si???????
No nos vuelvas a djar tanto tiempo sin noticias plis!!!!!!!
Oie ii una preguntita tus otro blog el de athernitas (disculpa si no lo scribi bn) lo vas a volvr a abrir?????
XOXO dsd México!!!!!!

Faniita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Faniita dijo...

Hola, me ha encantado el capítulo. Por fin podemos leer tus fantásticos relatos sobre la vida de Renesmee y Jacob.
Pobre Nessie, no quiero ni imaginarme lo que quiere Aro del bebé que lleva dentro.
Lamento el no haber comentado en el capítulo anterior, pero me lo tuve que leer con prisas. El capítulo anterior estuvo fantástico. Pobre Jake, siento mucha lástima por él. Es normal que se preocupe por Nessie, es su imprimación y la mujer a la cual ama.
Volviendo a lo anterior, publica pronto, que amo tu manera de escribir.
Besitos desde España.
Faniita

Rubita dijo...

buenisimo el capitulo, da como escalofrios Aro y sus planes, Ay Dios no veo la hora de que Nessie pueda comunicarse con Jake para que sepa la verdad, ay porfisssssss actualiza pronto!!!! besossssss

Nazarena dijo...

guaaw haas vuelto! me alegra haber seguido visitando tu pagina! soy tu fan:)